Los comienzos.
Aunque la investigación y búsqueda de restos comenzó en 2002, fortines.com inició su andadura durante el verano de 2003. En principio, esta web estuvo alojada en un dominio gratuito que fue www.gbf.descom.es, con un formato parecido al actual, aunque algo más sencillo y con un estilo diferente. En aquella época, el crecimiento de la web fue rápido dado que se catalogaban restos ya conocidos o de los que había alguna referencia. A finales de 2004 la cantidad de vestigios catalogados alcanzó un número tal, que la web hubo de ser alojada hasta en nueve dominios diferentes para poder almacenar todas las imágenes que contenía, lo que dificultaba sobremanera las tareas de actualización y mantenimiento. Durante aquella época, la web sufrió su primera evolución, de la versión 1.0 a la 2.0, con mejoras sustanciales en su estructura.

El nombre actual.
Durante 2005 el mantenimiento de la web se tornó insostenible, y para solucionar este problema y tener un nombre de dominio definitivo, aunque de pago, en septiembre de 2005 surgió fortines.com, ya con la estética actual, en la que sería la versión 3.0. La cantidad de vestigios catalogados continuó creciendo, pero las labores de actualización de la web y su mantenimiento se habían simplificado tremendamente. En 2007 se produjo el paso a la versión 4.0, en la que se habilitó un potente buscador de restos y se dotó al visor de imágenes de un ampliador que posibilita una mejor observación de los detalles de las fotografías del catálogo. En septiembre de 2008 surge la versión 5.0 de la web, con la inclusión de servicios personalizados y una sección para poder diseñar y preparar rutas, con información cartográfica y meteorológica. En enero de 2010 pasamos a la versión 7.0, en la que se añadió cartografía digital en la que no solo se mostraban los escenarios de las principales batallas, sino que se incluían localizaciones de los núcleos defensivos a través de los cuales se podía acceder al catálogo. Actualmente estamos en la versión 7.0 de la web, en la que se ha reestructurado el catálogo por líneas defensivas, en lugar de por localidades, se ha potenciado la parte cartográfica y se ha añadido un blog y una nueva sección de Rutas en la que se irán publicando diferentes recorridos por los restos de la guerra.

Visión a futuro.
Si todo sigue en la misma línea, se pretende continuar incluyendo restos en el catálogo, puesto que las tareas de exploración de campo continúan. Así mismo, conforme vayan avanzando las denominadas "nuevas tecnologías", fortines.com también lo hará, adaptandose a las mejoras y posibilidades que estas nos ofrezcan.